Sunday, June 22, 2008

El mendigo

Hoy al despertar
me he susurrado suavemente al oído:
¡Chaval, eres un Poeta!
Me he vuelto a dormir
esperanzado en despertar Payaso,
pero un ligero sueño
de sonrisas y palabras
me ha retenido entre sus brazos.
Finalmente, lo he conseguido
hoy iba a ser un mezquino
un pobre desgraciado,
he vestido de desdicha
mi cuerpo escatimado
he escondido mi sonrisa
y mis dientes mas blancos
me he tirado a las calles
con mis ojos de harapiento
un perfume de andrajoso
y unas voces al viento:
¡Que triste es de pedir,
pero más triste es de robar!

2 comments:

FER said...

Qué bueno... Me has robado una sonrisa (vespertina).

Leyenda eterna said...

Tremendo, me encanta, yo también soy un mendigo de las palabras, si es que se me permite el atrevimiento jeje. Muy bien sigue así es bueno ver que existe gente diferente al resto.