Saturday, April 10, 2010

ÁNGELES Y MOSCAS

El mismo ángel, el bueno, al que Alberti reclama a través de hermosos versos, para, sin lastimarlo, cavar una ribera de luz dulce en su pecho y hacerle el alma navegable. Supongo que este mismo ángel es el que necesita la obstinada mosca, para, que le abra una brecha de espacio libre en el cristal de la ventana, entre un insignificante marco en el hueco de una pared . Aunque ella, en vez de versos, se obceca en un zumbido persistente y pertinaz, en un voleteo que le hace perder el sentido por momentos, estrellándose contra el vacío una vez más, colisionando con algo irreal que se transforma en solido en pleno vuelo. Y no lo logra entender, mientras merodea insegura con sus seis patitas sobre la nada, para recuperarse de la colisión. Y a todo esto, una araña resabiada y tonta deambula parsimoniosa por los aledaños de la ventana, al acecho. Y la mosca lo vuelve a intentar. Y otro encontronazo. Pero ella insiste, nada la va a hacer dar marcha atrás, su camino siempre es "palante" como los buenos púgiles mexicanos, aunque le cueste la muerte, no están los ángeles para socorrer a todo bicho necesitado, aunque como ellos, también sean alados.

1 comment:

倫音倫音 said...

thank you for you to make me learn more,thank you∩0∩ ........................................